julio 13, 2024

El Departamento de Justicia de Estados Unidos, anunció hoy que buscará la pena de muerte para Payton Gendron, un joven de 20 años acusado de llevar a cabo un tiroteo con motivaciones racistas que resultó en la trágica muerte de 10 personas afroamericanas el 14 de mayo de 2022 en un supermercado de Buffalo, Nueva York.

Las familias de las víctimas fueron convocadas a una audiencia en una corte federal, donde se les informó sobre la decisión antes de que se realizara un anuncio público en una rueda de prensa. Gendron enfrentará cargos federales por delitos de odio y posesión ilegal de armas, después de haber sido condenado a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional por cargos estatales de asesinato y terrorismo con motivaciones racistas.

Aunque Nueva York no permite la pena de muerte, los casos federales sí contemplan esta posibilidad, y el Departamento de Justicia ha decidido seguir adelante con esta medida excepcional. La moratoria de ejecuciones federales anunciada en 2021, tras la asunción del presidente Joe Biden, se verá desafiada en este caso particular.

El tiroteo dejó tres supervivientes entre las 13 personas afroamericanas que trabajaban o realizaban sus compras en el supermercado Tops. Entre las víctimas mortales se encontraban un vigilante, un diácono de iglesia, un activista vecinal, un hombre comprando una tarta de cumpleaños, una abuela y la madre de un antiguo comisario de bomberos de Buffalo. Las edades de los fallecidos oscilaban entre los 32 y los 86 años.

Previo al ataque, Gendron compartió en Internet documentos en los que expresaba su deseo de preservar la supremacía blanca en Estados Unidos. Además, señaló que eligió el supermercado específicamente por estar ubicado en un barrio de mayoría afroamericana, a unas tres horas en auto desde su hogar en Conklin, Nueva York.