junio 21, 2024

El mundo del turismo se vio sacudido la semana pasada por un trágico incidente en el Parque Nacional Kafue en Zambia, donde un turista estadounidense perdió la vida a manos de un elefante macho durante un safari africano. Gail Mattson, de 79 años, fue identificada como la víctima del fatal encuentro.

El incidente ocurrió el sábado pasado, mientras Mattson formaba parte de un grupo de safari organizado por la empresa Wilderness. Según el director ejecutivo de la empresa, el elefante macho embistió el vehículo en el que se encontraba Mattson junto a otros cinco turistas, en un ataque que tomó a todos por sorpresa.

A pesar de la experiencia y capacitación de los guías, el terreno accidentado y la densa vegetación obstaculizaron su capacidad para alejar el vehículo del peligro a tiempo. Las imágenes capturadas por otro vehículo de safari muestran al elefante persiguiendo al grupo a una velocidad impresionante antes de volcar el vehículo en el que viajaban.

Trágicamente, Mattson perdió la vida en el ataque, mientras que otro miembro del grupo resultó gravemente herido y los demás sufrieron heridas leves. Las autoridades locales y el Departamento de Estado de Zambia confirmaron la identidad del fallecido y expresaron sus condolencias a la familia.

El Departamento de Estado de los Estados Unidos emitió una declaración expresando su tristeza por la pérdida y ofreciendo apoyo a la familia de Mattson. Además, destacaron que los ataques de elefantes a humanos en Zambia son extremadamente raros y alentaron a los ciudadanos estadounidenses a informarse sobre medidas de seguridad antes de emprender viajes de aventura en el extranjero.

Por su parte, Wilderness emitió un comunicado reconociendo la tragedia y asegurando que están coordinando la repatriación del fallecido para que pueda reunirse con su familia en los Estados Unidos. Mientras tanto, las autoridades locales en Zambia están investigando el incidente para determinar las circunstancias exactas que llevaron al ataque del elefante.