junio 22, 2024

El jefe de la Organización Mundial de la Salud instó el lunes a los países a concretar un acuerdo global histórico sobre el manejo de futuras pandemias después de que incumplieron una fecha límite estricta.

Marcadas por el Covid-19, que mató a millones de personas, destrozó economías y paralizó los sistemas de salud, las naciones han pasado dos años tratando de forjar compromisos vinculantes sobre prevención, preparación y respuesta ante una pandemia.

Los negociadores no lograron llegar a un acuerdo antes de la Asamblea Mundial de la Salud de esta semana (la reunión anual de los 194 estados miembros de la OMS), fecha límite para concluir las conversaciones.

El jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, inauguró la asamblea el lunes y dijo que confiaba en que se lograría un acuerdo.

«Por supuesto, todos deseamos haber podido llegar a un consenso sobre el acuerdo a tiempo para esta asamblea de salud y haber cruzado la línea de meta», afirmó.

“Pero sigo confiando en que todavía lo harán, porque donde hay voluntad, hay un camino”.

Tedros dijo que la tarea que tenían por delante los negociadores había sido «inmensa, técnica, legal y políticamente», y que habían estado «operando en un cronograma muy ambicioso».

«Han demostrado un claro compromiso para llegar a un acuerdo», dijo, añadiendo que los negociadores habían «trabajado muchos días y noches», cerrando las reuniones hasta las 4:00 am.

Elogió su dedicación para seguir adelante a pesar de “un torrente de información errónea que estaba socavando sus negociaciones”.

Si bien no cumplieron con el plazo del viernes, los países han expresado su compromiso de seguir presionando para llegar a un acuerdo.

Los negociadores deben presentar el martes el resultado de las conversaciones a la asamblea, que se prolongará hasta el 1 de junio, y la asamblea hará un balance y decidirá qué hacer a continuación.

«Sé que entre ustedes sigue habiendo una voluntad común para lograr esto, por lo que siempre debe haber una manera», dijo Tedros.

“Es decir, la solución está en sus manos”, subrayó.

También se han celebrado conversaciones paralelas sobre la revisión del Reglamento Sanitario Internacional, que se adoptó por primera vez en 1969 y constituye el marco internacional jurídicamente vinculante existente para responder a las emergencias de salud pública en todo el mundo.

Las enmiendas propuestas al RSI, incluida la adición de más matices a un sistema destinado a alertar a los países sobre posibles emergencias sanitarias de preocupación mundial, podrían tener más posibilidades de ser adoptadas durante la asamblea de esta semana, dijeron los observadores.

Fuente: AFP.