julio 14, 2024

El Pentágono anunció hoy que ha desplegado 900 soldados en Oriente Medio con el objetivo de prevenir una escalada regional del conflicto entre Israel y el grupo terrorista Hamás.

El portavoz del Pentágono, el general de brigada Pat Ryder, aclaró en una conferencia de prensa que estos soldados no serán enviados a Israel, sino que estarán destinados a apoyar los esfuerzos de disuasión regional y reforzar las capacidades de protección de las fuerzas estadounidenses en el área de actuación del Comando Central de EE.UU. (Centcom), que opera en Oriente Medio, Asia Central y partes del sur de Asia.

Estados Unidos también ha desplegado dos portaaviones en la región como medida de disuasión contra Irán y las milicias de Hezbolá en el Líbano, con el objetivo de evitar que se involucren en el conflicto.

En los últimos días, se ha observado un aumento de los ataques contra las bases estadounidenses en Siria e Irak. El último de estos ataques ocurrió en Erbil, Irak, este mismo jueves, causando daños menores en la infraestructura.

Desde el 17 de octubre, Estados Unidos y las fuerzas de la coalición han registrado un total de 12 ataques en Irak y cuatro en Siria, llevados a cabo mediante drones unidireccionales y cohetes. Estos ataques han dejado al menos 21 soldados estadounidenses heridos leves, según informó el Departamento de Defensa estadounidense.