junio 21, 2024

En un giro sorprendente en el caso en curso, la oficina del fiscal general de Nueva York ha dado el paso inicial para prepararse para confiscar los activos del ex presidente Donald Trump. Esto incluye no solo propiedades emblemáticas en el corazón de Manhattan, sino también un campo de golf y propiedades privadas ubicadas al norte de la ciudad.

La Fiscal General Letitia James ha anunciado que está tomando medidas concretas para hacer cumplir la sentencia contra Trump en el caso de fraude civil. Esta medida se produce después de que Trump no cumpliera con el plazo para presentar una fianza de $454 millones, lo que desencadenó la posibilidad de confiscación de activos como consecuencia.

Entre las propiedades que podrían estar en riesgo se encuentra un campo de golf propiedad de Trump, situado en una ubicación privilegiada al norte de Manhattan. Además, propiedades privadas de alto valor en la misma zona también están bajo la mira de la fiscalía.

Esta movida representa un hito significativo en el enfrentamiento legal entre Trump y las autoridades de Nueva York. A medida que la fiscalía avanza en sus acciones para asegurar los activos del ex presidente, se espera que Trump y su equipo legal respondan con medidas para defender sus propiedades.

La situación está en desarrollo y se espera que haya más detalles en las próximas horas.