julio 16, 2024

El icónico tren de vapor que cautivó a millones de fanáticos en las películas de Harry Potter ha sido suspendido debido a una acalorada disputa sobre normas de seguridad. West Coast Railways (WCR), la compañía detrás del famoso servicio Jacobite, ha estado en un enfrentamiento con las autoridades ferroviarias sobre la instalación de sistemas de cierre centralizado en las puertas de los vagones.

El servicio Jacobite, conocido por su pintoresco recorrido entre Mallaig y Fort William, incluyendo su paso por el emblemático viaducto de Glenfinnan, ha sido suspendido hasta nuevo aviso. Esta decisión ha dejado a los fanáticos desilusionados y ha generado molestias entre los pasajeros que ya habían reservado sus viajes.

La disputa entre WCR y la Oficina de Ferrocarriles y Carreteras (ORR) ha alcanzado un punto crítico, con WCR buscando una exención a las reglas del regulador ferroviario. Sin embargo, la solicitud de exención ha sido rechazada, lo que ha llevado a la suspensión del servicio.

El director comercial de WCR, James Shuttleworth, expresó su pesar por la situación: «Estamos decepcionados de tener que suspender este servicio y lamentamos las molestias causadas a nuestros clientes que han reservado viajes».

La ORR, por su parte, ha expresado su descontento con la forma en que WCR manejó la situación, señalando que la compañía decidió vender boletos sin tener garantizada una nueva exención de seguridad. Actualmente, la ORR está evaluando una nueva solicitud de exención presentada por WCR el pasado 8 de marzo.

Mientras tanto, los pasajeros que reservaron en el tren se les ofrecerá un reembolso completo. Sin embargo, la incertidumbre persiste sobre cuándo se restablecerá el servicio Jacobite y si se resolverá esta disputa para permitir que el icónico tren de vapor vuelva a encantar a los fanáticos de Harry Potter y a los amantes del ferrocarril.