julio 22, 2024

El presidente de Argentina, Javier Milei, ha dado un paso audaz al instruir a su Gobierno para que inicie las gestiones necesarias con el fin de prohibir el uso del lenguaje inclusivo en el aparato público. La confirmación de esta decisión llegó este martes a través del vocero presidencial argentino, Manuel Adorni, durante su comparecencia habitual ante los medios en el Salón de Conferencias de la Casa Rosada.

Adorni anunció que el presidente Milei ofrecerá su discurso de inicio de sesiones de la Asamblea Legislativa el 1 de marzo a las 21 horas, destacando un cambio de horario «para que la mayor cantidad de argentinos puedan escuchar al presidente después de su jornada laboral». Además, afirmó que se implementará la prohibición del uso del lenguaje inclusivo «y todo lo relacionado con la perspectiva de género en toda la administración pública nacional».

Para brindar más detalles, Adorni explicó que «no se permitirá el uso de la letra E, el arroba ni la X, y se evitará el uso innecesario del femenino en todos los documentos de la administración pública». Sin embargo, su declaración se vio interrumpida cuando una periodista señaló que existe un debate sobre el uso del lenguaje inclusivo.

Ante esto, Adorni respondió: «Bueno, es un debate en el cual nosotros no vamos a participar porque consideramos que las perspectivas de género se han utilizado también como negocio de la política, así que para nosotros esto no tiene discusión». Además, mencionó que el Ministerio de Defensa ya había adoptado una resolución similar anteriormente, por lo que esta medida simplemente extendía esa decisión «al resto de las dependencias».

El día anterior, el Gobierno había expresado que palabras como «soldada», «generala» o «soldades» eran una desnaturalización del idioma. En una resolución publicada el lunes 26 de febrero, firmada el viernes anterior por el ministro Luis Petri, se estableció: «Prohíbase la utilización del llamado ‘lenguaje inclusivo’ en el ámbito del Ministerio de Defensa, las Fuerzas Armadas y los organismos descentralizados del ministerio».