junio 23, 2024

En una reciente entrevista en el podcast «On Purpose» de Jay Shetty, la ex primera dama Michelle Obama reveló sus inquietudes sobre las próximas elecciones presidenciales de 2024, asegurando que la situación actual la mantiene despierta por las noches. Aunque el episodio del podcast inicialmente abordaba temas de salud mental, la conversación se desvió hacia la esfera política, capturando la atención de muchos.

Cuando se le preguntó sobre lo que la inquieta en estos días, Obama destacó que sus preocupaciones van más allá de lo personal y se centran en el estado actual del mundo. Haciendo referencia a la carga que implica el «saber demasiado», mencionó que su experiencia como esposa del expresidente de los Estados Unidos la hace desear, en ocasiones, desconectar del conocimiento profundo sobre los asuntos globales.

Entre las inquietudes que mencionó, se encuentran conflictos bélicos en varias regiones, el futuro de la inteligencia artificial, el cambio climático y la participación electoral. Sin embargo, enfatizó que las elecciones presidenciales próximas son la principal fuente de ansiedad para ella.

«Esas son las cosas que me mantienen despierta, porque no tienes control sobre ellas. Y te preguntas, ¿dónde estamos en esto? ¿Dónde están nuestros corazones? ¿Qué va a pasar en las próximas elecciones?», expresó Obama durante la entrevista. Su temor radica en el impacto que los líderes electos pueden tener en la sociedad, señalando que la gente a menudo subestima la influencia del gobierno en sus vidas diarias.

«Estoy aterrorizada por lo que podría suceder, porque nuestros líderes importan. A quién seleccionamos, quién habla por nosotros, quién ocupa ese púlpito nos afecta de maneras que a veces creo que la gente da por sentado», agregó.

La ex primera dama subrayó la importancia de no dar por sentada la democracia y expresó su preocupación de que, a veces, la gente lo haga. Argumentó que el gobierno desempeña un papel fundamental en la sociedad, haciendo hincapié en que «hace todo por nosotros». En un llamado a la reflexión, señaló que es esencial reconocer la relevancia de las decisiones políticas en la vida cotidiana.

«No podemos dar por sentada esta democracia y, a veces, me preocupa que así sea. Esas son las cosas que me mantienen en pie», concluyó Obama, destacando su compromiso con la promoción de la conciencia cívica y la participación ciudadana en un momento crucial para la democracia estadounidense.