junio 21, 2024

Isaiah Silva sufrió graves lesiones en la cabeza y fue inducido a un coma médico el jueves, según informó WALB.

El incidente ocurrió cuando Isaiah corría para cruzar una calle cerca de la Escuela Primaria Len Lastinger después de salir de clases alrededor de las 2:55 p.m. del martes, según las autoridades.


«Es horrible. Es como estar en una pesadilla y querer despertar, pero no puedo», dijo el padre del niño, Arnie Silva.

Fotos compartidas por la familia muestran al niño acostado en una cama después del espantoso incidente, con tubos y cables conectados a varios monitores y bolsas de suero.

Isaiah «comenzó a correr a través de Lake Drive dentro de un cruce peatonal y se metió en el camino de un Chevrolet Suburban 2021», según un comunicado de la Patrulla Estatal de Georgia.
Las autoridades indicaron que no hay indicios de que el conductor, un hombre de 71 años que no ha sido identificado, estuviera conduciendo a exceso de velocidad. No se anticipan cargos y el accidente aún está bajo investigación.

Aunque hay un letrero de límite de velocidad de 25 millas por hora, no hay luces intermitentes para la zona escolar en Tifton, Georgia.
«Estoy tan molesto. He estado despierto toda la noche. No he tenido sueño. Sentado junto a la cama de mi hijo viéndolo sangrar por la nariz, la boca y la cabeza», dijo Silva.

Después del accidente, Isaiah fue trasladado en helicóptero a un hospital en Jacksonville, Florida, donde fue sometido a varias cirugías.
El personal médico tuvo que reconstruirle la cara, según el abuelo del niño, Franklin Pearson.
La familia afirmó que no había un guardia de cruce presente cuando el niño de cinco años cruzaba corriendo la calle.

«¿Por qué siempre tiene que ser alguien que muere o resulta herido así para que la gente diga ‘Oh, tenemos que hacer esto’? No debería tener que suceder esto para que la gente abra los ojos y diga ‘Oh'», lamentó Silva.

Pearson volvió al lugar del accidente y compartió un video en su página de Facebook mostrando manchas de sangre en la carretera.
«¿Dónde están las luces de cruce para la escuela? ¿Dónde está la persona que se supone que debe estar caminando con los niños?», cuestionó Pearson.


«Algo necesita hacerse en el estado de Georgia al respecto. El pobre pequeño tiene que someterse a una cirugía importante ahora», agregó en el video.

El viernes, la familia de Isaiah compartió una actualización sobre su condición, indicando que el niño de cinco años no está en estado de muerte cerebral y sigue en coma.
«Estará en coma médicamente por unos días más para vigilar sus signos vitales y todo y hacerlo estable», indicó la publicación.
«Los médicos lo llevaron a hacerse una tomografía computarizada debido a que su pupila izquierda no reaccionaba antes. Ayer dijeron que estaba lenta y ahora no está reaccionando», agregó.

El Director de Tecnología de las Escuelas del Condado de Tifton, Jonathan Judy, afirmó: «Nuestro trabajo es proteger a los niños, ese es nuestro trabajo, para eso estamos aquí, para eso hacemos lo que hacemos. Los accidentes suceden y hay momentos en los que suceden cosas que desearíamos que no sucedieran».

«Haremos todo lo que esté en nuestro poder para asegurarnos de que esas cosas sean prevenidas en el futuro lo mejor que podamos», añadió Judy.