junio 20, 2024

En un giro de los acontecimientos que consolidó su liderazgo en sus respectivos partidos, el presidente Joe Biden y el expresidente Donald Trump emergieron triunfantes en la mayoría de las elecciones primarias del Supermartes, acercándose cada vez más a la nominación presidencial.

El expresidente Trump arrasó en 14 de las 15 contiendas republicanas, obteniendo un respaldo abrumador que lo coloca al borde de asegurar la mayor parte de los 865 delegados en juego para la convención. Con la posibilidad de alcanzar los 1215 delegados necesarios en las próximas dos semanas, Trump se perfila como el favorito indiscutible dentro del Partido Republicano.

Por su parte, el presidente Biden no se quedó atrás, asegurando la victoria en 14 de las 15 contiendas demócratas. Conquistó la gran mayoría de los 1420 delegados disponibles y podría asegurar los 1968 delegados necesarios para la nominación antes del 19 de marzo, demostrando así su dominio en el campo demócrata.

En el discurso que siguió a sus victorias, el expresidente Trump, desde Mar-a-Lago, hizo un llamamiento a la unidad republicana, aunque evitó mencionar directamente a la aspirante Nikki Haley, quien enfrentó derrotas aplastantes en la mayoría de los estados.

Por otro lado, el presidente Biden emitió una declaración celebrando el respaldo recibido de millones de votantes, destacando su oposición al «plan extremista de Donald Trump» para retroceder en los avances logrados.

Las elecciones primarias se llevaron a cabo en varios estados, incluidos Alabama, Arkansas, California, Massachusetts, entre otros. Trump obtuvo victorias dominantes sobre Haley, con márgenes de victoria que oscilaron entre el 14% y casi el 70%. En Alabama, su victoria fue aplastante con un margen de 69 puntos porcentuales, mientras que en Oklahoma y Tennessee superó los 50 puntos.

Sin embargo, no todo fueron victorias para Trump, ya que Haley logró una segunda victoria en Vermont, superándolo por un estrecho margen del 4% y asegurando más de la mitad de los delegados del estado.

A pesar de sus éxitos, tanto Trump como Biden enfrentan desafíos en el panorama político. Biden ha experimentado una disminución en el apoyo de los votantes independientes, mientras que Trump está ganando terreno entre demócratas e independientes, según algunos observadores.

Con la carrera presidencial entrando en una fase crucial, la atención se centra en cómo ambos candidatos aprovecharán su impulso en las próximas semanas para asegurar la nominación de sus respectivos partidos y prepararse para enfrentarse en las elecciones generales de noviembre.