junio 23, 2024

En los últimos años, un fenómeno ha estado desconcertando a personas de todo el mundo: la aparición repentina de imponentes monolitos de acero en lugares remotos y sorprendentes. El último avistamiento ocurrió en una colina en Gales, donde un corredor local, Richard Haynes, tropezó con una estructura metálica de proporciones gigantescas mientras exploraba la región de Hay-on-Wye.

La estructura triangular de acero inoxidable, de al menos 10 pies de altura, se alzaba de manera imponente en el paisaje, desconcertando a Haynes y suscitando una serie de teorías en línea sobre su origen y propósito. Al principio, Haynes especuló que podría tratarse de una instalación científica para recolectar agua de lluvia, pero rápidamente descartó esa idea al darse cuenta de la enigmática naturaleza del monolito.

Este monolito no es el primero en su clase. En 2020, estructuras similares aparecieron en Utah y California, atribuidas a un grupo de artistas con sede en Nuevo México conocido como The Most Famous Artist. Después de que teorías de conspiración y relatos extravagantes sobre extraterrestres inundaran las redes sociales, el grupo finalmente admitió ser el responsable de estas instalaciones artísticas.

Sin embargo, el misterio no se limita a Estados Unidos. En 2021, un monolito desconcertante surgió en Turquía, presentado como parte de una maniobra del gobierno vinculada a un próximo anuncio del programa espacial. Otros monolitos han sido avistados en Rumania, Ucrania, la Isla de Wight, e incluso en lugares icónicos como el círculo de piedra de las Alegres Doncellas en Cornwall, Inglaterra.

¿Qué motivó la aparición de estos monolitos? Algunos creen que son artefactos dejados por civilizaciones alienígenas, mientras que otros sugieren que son el trabajo de artistas terrestres que buscan provocar reflexiones sobre el arte, la ciencia y el espacio. Incluso se han encontrado referencias humorísticas, como la inscripción «no es Banksy» en uno de los monolitos encontrados en Inglaterra, haciendo alusión al famoso artista del misterio cuya identidad podría ser revelada en el futuro cercano.

Un monolito plateado con las palabras “no Banksy” apareció en Glastonbury Tor en 2020.

A pesar de los esfuerzos por desentrañar el enigma de los monolitos de acero, su origen y propósito continúan siendo un misterio. ¿Son señales de vida extraterrestre, declaraciones artísticas audaces o simplemente una estratagema publicitaria elaborada? Hasta que se revele la verdad detrás de estos enigmáticos monumentos metálicos, seguirán capturando la imaginación de aquellos que se aventuran a contemplar su majestuosidad en lugares inesperados de nuestro planeta.