julio 15, 2024

En una operación conjunta de la Policía de Córdoba y la Policía Federal Argentina (PFA), coordinada por el Ministerio de Seguridad de la Nación y el Ministerio de Gobierno y Seguridad de Córdoba, el gobierno argentino llevó a cabo la expulsión de la esposa, hijos y otros allegados del peligroso narcotraficante ecuatoriano, José Adolfo «Fito» Macías Villamar.

Patricia Bullrich, Ministra de Seguridad de Argentina, anunció la medida a través de su cuenta de X, reafirmando la postura del país como territorio hostil para los narcocriminales.

El líder de la violenta organización narcocriminal «Los Choneros», Macías, quien recientemente escapó de una cárcel en Guayaquil, Ecuador, enfrenta acusaciones de nexos con el cártel mexicano de Sinaloa. La fuga de Macías provocó una escalada de violencia en Ecuador, llevando a la declaración de «conflicto armado interno» en el país sudamericano.

Fuentes del Ministerio de Seguridad de la Nación revelaron que la esposa, un amigo, un sobrino y una empleada de «Fito» Macías fueron retenidos en un operativo conjunto entre la PFA y la Policía de Córdoba. La información que llevó al descubrimiento de su presencia en Argentina provino del Departamento de Inteligencia contra el Crimen Organizado de la PFA, en colaboración con el Ministerio Público Fiscal de Ecuador. El trabajo coordinado también contó con la participación de la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar) y la Dirección de Análisis de la Información y Antiterrorismo de la Policía de Córdoba.

La esposa e hijos de «Fito» Macías llegaron a Argentina el 5 de este mes y se dirigieron directamente a Córdoba, donde adquirieron una residencia en el exclusivo Country Valle del Golf, en las afueras de la ciudad capital. Un alto funcionario de la Policía Nacional de Ecuador advirtió a las autoridades argentinas sobre la posibilidad de que el narcotraficante intentara viajar al país, dado su estrecho vínculo con su familia.

Tras confirmarse la identidad de los residentes en el Country Valle del Golf, la Dirección Nacional de Migraciones, dependiente del Ministerio del Interior, intervino en el caso y decidió cancelar la residencia provisoria, procediendo a la expulsión del país de la esposa y los hijos de «Fito» Macías.



Patricia Bullrich, al hacer el anuncio, subrayó la firmeza del país contra aquellos involucrados en actividades delictivas, reafirmando el lema «El que las hace, las paga». Este mensaje pretende enviar una clara señal de que Argentina no tolerará la presencia ni la actividad de criminales en su territorio, consolidando su posición como territorio hostil para los narcocriminales.