julio 15, 2024

En un gesto que ha resonado en todo el mundo político, el expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, contactó recientemente al presidente electo de Argentina, Javier Milei, para felicitarlo por su victoria en las elecciones presidenciales del domingo pasado. Según fuentes cercanas, Trump expresó que el triunfo de Milei «está teniendo un impacto mundial».

La confirmación de la llamada se dio a conocer a través de las redes sociales, cuando el propio Milei respondió a un mensaje del periodista Luis Majul. El presidente electo anunció que Trump planea visitar Buenos Aires en los próximos días para reunirse con él, consolidando así el respaldo del exmandatario estadounidense.



La Oficina del Presidente Electo también ratificó la información, confirmando la visita de Donald Trump a la capital argentina. Este gesto no solo refuerza la relación entre ambos líderes, sino que también sugiere un interés de Trump en el cambio político que Milei representa para Argentina.


Trump no escatimó elogios en su felicitación a Milei. A través de un video, el expresidente republicano expresó su entusiasmo por el cambio de gobierno en Argentina y modificó su famoso lema de campaña de 2016 para adaptarlo a la situación: «Make Argentina Great Again», alentó Trump.

El expresidente estadounidense ya había felicitado públicamente a Milei el mismo día de las elecciones, destacando la atención internacional que recibió el resultado. Esta felicitación era muy esperada tanto por los dirigentes de La Libertad Avanza como por los seguidores del espacio político, quienes consideran a Milei un líder destacado.

La entrada de Milei a la política argentina ha generado comparaciones a nivel mundial con Trump. Ambos líderes ascendieron al poder como «outsiders» y lograron atraer al voto joven, incrementando su popularidad a través de las redes sociales. Las similitudes se extendieron incluso a los mítines de campaña, donde ambos líderes lograron convocar a multitudes significativas.

Con la confirmación de la visita de Trump a Buenos Aires, se espera que la relación entre ambos líderes se fortalezca aún más, marcando un hito en la política internacional y consolidando el impacto del fenómeno Milei en Argentina y más allá de sus fronteras.