junio 21, 2024

El presidente electo argentino, Javier Milei, extendió una invitación al mandatario brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, para asistir a su ceremonia de toma de posesión, a pesar de las tensiones previas entre ambos líderes.

La cancillería brasileña confirmó la invitación, revelando que Diana Mondino, la futura canciller designada por Milei, entregó personalmente la carta de invitación al jefe de la diplomacia brasileña, Mauro Vieira, durante su reunión en Brasilia.

Scioli y Mondino con el Canciller de Brasil, Mauro Vieira, y el Embajador de Brasil en nuestro país, Julio Glinternick Bitelli


Durante la campaña electoral, Milei había expresado firmemente su desacuerdo con Lula, tildándolo de «corrupto» y «comunista», y declarando que no se reuniría con él si llegaba a la presidencia. Sin embargo, la carta enviada el sábado muestra un cambio de tono notable, con Milei enviando un saludo de «estima y respeto» a Lula y expresando su deseo de fortalecer la relación entre Argentina y Brasil.

Carta de Javier Milei enviada a Lula


En el documento de una página, el presidente electo destacó la importancia de que ambos países, siendo grandes socios comerciales, continúen compartiendo áreas de complementariedad. También señaló su esperanza de que su gobierno, enfocado en cambios estructurales, pueda hacer de Argentina y Brasil naciones más competitivas en términos económicos, sociales y culturales.

Diana Mondino, al abordar las críticas pasadas de Milei hacia Lula, diferenció entre críticas a la ideología y críticas a la persona. Destacó la importancia de mantener la camaradería entre los dos países, indicando que continuaría lo más rápido posible.

Mauro Vieira coincidió en pasar página respecto a lo discutido durante la campaña, sugiriendo que lo que fue debatido no necesariamente se traducirá en las acciones del gobierno. Además, resaltó la importancia de firmar rápidamente el acuerdo entre la Unión Europea y el Mercosur, un tema crucial que Milei había amenazado con retirar a Argentina.

A pesar de la invitación, la presencia de Lula en la ceremonia de cambio de mando aún no está confirmada. Vieira señaló que Lula no ha visto la carta y que no han tenido conversaciones telefónicas.

Mientras tanto, fuentes de la presidencia brasileña indicaron que Lula no planea asistir y sugirieron que Milei debería ofrecer disculpas para abrir un diálogo entre ambos líderes. Sin embargo.

El exmandatario brasileño Jair Bolsonaro anunció su asistencia, expresando esperanza en el renacer de la región con el triunfo de Milei.