junio 21, 2024

Summah Williams, una talentosa bailarina Australiana de tan solo 11 años, se encuentra luchando contra una dolorosa afección cutánea que la ha vuelto alérgica a sus propias lágrimas y sudor. A finales de 2022, Summah fue hospitalizada tras experimentar síntomas alarmantes: su piel se secó, formando grietas, y se enrojeció e inflamó debajo de una capa que se desprendía.

Inicialmente, su madre, Karyn Zimny, pensó que se trataba de una quemadura solar severa, pero la preocupación creció cuando Summah comenzó a temblar de calor y a experimentar picazón en la piel durante la noche. Después de ser hospitalizada, se le diagnosticó eccema y una inusual alergia a sus propias lágrimas y sudor, lo cual ha resultado en un dolor insoportable y brotes faciales terribles.

Summah Williams de 11 años


«Es desgarrador porque le encanta bailar», compartió Zimny. «Cuando mira a todos sus otros amigos del baile, se enoja y pregunta: ‘¿Por qué no puedo tener la piel como ellos?’ Es desgarrador».

Summah está sometida a un tratamiento de inyecciones llamado Dupixent, pero aunque busca alivio, sigue enfrentando brotes dolorosos. Este dramático caso destaca la impactante realidad de una enfermedad que afecta no solo a Summah, sino también a un número significativo de niños en Australia.


Los niños australianos enfrentan una de las tasas más altas de incidencia de eccema en el mundo, y el calor extremo del verano actual aumenta el riesgo para más niños. La directora ejecutiva de la marca de cuidado de la piel australiana MooGoo, Melody Livingstone, reporta una creciente demanda de padres preocupados que buscan alivio para la piel de sus hijos.

«Difícilmente podemos satisfacer la demanda», afirmó Livingstone. «Nuestra crema para el eccema Irritable Skin Balm ha experimentado un crecimiento de ventas de más del 70 por ciento desde el año pasado, y los pedidos son el doble que en esta época del año pasado».

La Asociación de Eczema de Australia revela que hasta el 30 por ciento de los niños y el 10 por ciento de los adultos están afectados por el eccema en diversos grados. Muchos atribuyen al clima como la causa principal de los brotes, y aunque no hay cura para el eccema, la psoriasis o la dermatitis, controlar los síntomas se vuelve crucial para aquellos que viven con estas condiciones cutáneas.

Fuente: nypost