julio 22, 2024

Sara Milliken, una joven de talla grande, ha sido el foco de una polémica en las redes, después de ganar la semana pasada el título de Miss Alabama en el concurso de belleza nacional American Miss.

La entrevista inicial con el canal local WKRG, en donde Milliken compartió su alegría tras haber salido vencedora en el certamen, después de participar tres veces en los últimos ocho años, se hizo viral, obligando al medio a limitar los comentarios en sus redes sociales.

Aunque las opiniones de los usuarios estaban divididas, algunos de los que no estuvieron de acuerdo con el reconocimiento a la joven de 23 años hicieron comentarios agresivos, burlándose y atacando no solo el aspecto físico de Milliken, sino también contra el medio y la reportera que la entrevistó.

«Decir que es guapa está muy bien, todo depende de quien lo mire», comentó uno de los usuarios, agregando: «pero seamos honestos con nosotros mismos… ella es extremadamente poco saludable y esto es una bofetada en la cara de las chicas jóvenes que han trabajado duro y mantenido una dieta para ser realmente reinas de belleza. Es una vergüenza para el estado de Alabama».

Ante las críticas que recibió la decisión de los organizadores, estos aseguraron que el objetivo del concurso es fomentar una «imagen positiva de sí misma realzando la belleza natural que se lleva dentro», por lo que la puntuación se basa en «la personalidad, la confianza y la comunicación».

En una nueva entrevista este jueves sobre la situación, Milliken contó que, aunque los comentarios sí le afectaron, ya lo había superado, pues logró ganar miles de seguidores en redes que la apoyan y ahora está decidida a no dejar que las críticas la frenen. La joven ahora se prepara para participar en la final nacional del certamen, que se celebrará en Florida el día de Acción de Gracias.

«No importa cómo sea tu cuerpo, no importa de dónde vengas, puedes hacer cualquier cosa que te propongas», afirmó.