julio 12, 2024

Personal militar ruso ha entrado en una base aérea en Níger que alberga tropas estadounidenses, dijo a Reuters un alto funcionario de defensa estadounidense, una medida que sigue a la decisión de la junta de Níger de expulsar a las fuerzas estadounidenses del país.

Los oficiales militares que gobiernan la nación de África occidental han pedido a Estados Unidos que retire a sus casi 1.000 militares del país, que hasta el golpe de estado del año pasado había sido un socio clave en la lucha de Washington contra los insurgentes que han matado a miles de personas y desplazado a millones más.

Un alto funcionario de defensa estadounidense, que habló bajo condición de anonimato, dijo que las fuerzas rusas no se estaban mezclando con las tropas estadounidenses sino que estaban usando un hangar separado en la Base Aérea 101, que está al lado del Aeropuerto Internacional Diori Hamani en Niamey, la capital de Níger.

La medida del ejército ruso coloca a las tropas estadounidenses y rusas muy cerca en un momento en que la rivalidad militar y diplomática de las naciones es cada vez más enconada por el conflicto en Ucrania.

También plantea dudas sobre el destino de las instalaciones estadounidenses en el país tras una retirada.

«(La situación) no es muy buena, pero es manejable en el corto plazo», dijo el funcionario.

Las embajadas de Níger y Rusia en Washington no respondieron de inmediato a una solicitud de comentarios.

Estados Unidos y sus aliados se han visto obligados a sacar tropas de varios países africanos tras golpes de estado que llevaron al poder a grupos deseosos de distanciarse de los gobiernos occidentales. Además de la inminente salida de Níger, las tropas estadounidenses también abandonaron Chad en los últimos días, mientras que las fuerzas francesas fueron expulsadas de Mali y Burkina Faso.

Al mismo tiempo, Rusia busca fortalecer las relaciones con las naciones africanas, presentando a Moscú como un país amigo sin bagaje colonial en el continente.

Malí, por ejemplo, se ha convertido en los últimos años en uno de los aliados africanos más cercanos de Rusia, con la fuerza mercenaria del Grupo Wagner desplegada allí para luchar contra los insurgentes extremistas.

Rusia ha descrito las relaciones con Estados Unidos como “bajo cero” debido a la ayuda militar y financiera estadounidense a Ucrania en la guerra que ahora se acerca al final de su segundo año.

El funcionario estadounidense dijo que las autoridades nigerinas habían dicho a la administración del presidente Joe Biden que alrededor de 60 militares rusos estarían en Níger, pero el funcionario no pudo verificar ese número.

Después del golpe, el ejército estadounidense trasladó algunas de sus fuerzas en Níger de la Base Aérea 101 a la Base Aérea 201 en la ciudad de Agadez.

No quedó inmediatamente claro qué equipo militar estadounidense quedaba en la Base Aérea 101.

Estados Unidos construyó la Base Aérea 201 en el centro de Níger a un costo de más de 100 millones de dólares. Desde 2018 se ha utilizado para atacar a ISIS y afiliados de Al Qaeda con drones armados.

Washington está preocupado por los militantes en la región del Sahel, que podrían expandirse sin la presencia de fuerzas y capacidades de inteligencia estadounidenses.

La decisión de Níger de solicitar la retirada de las tropas estadounidenses se produjo después de una reunión en Niamey a mediados de marzo, cuando altos funcionarios estadounidenses plantearon preocupaciones, incluida la esperada llegada de fuerzas rusas e informes de que Irán buscaba materias primas en el país, incluido uranio.

Si bien el mensaje de Estados Unidos a los funcionarios nigerinos no fue un ultimátum, dijo el funcionario, quedó claro que las fuerzas estadounidenses no podían estar en una base con las fuerzas rusas.

«No lo tomaron tan bien», dijo el funcionario.

Un general estadounidense de dos estrellas ha sido enviado a Níger para intentar organizar una retirada profesional y responsable.

Si bien no se han tomado decisiones sobre el futuro de las tropas estadounidenses en Níger, el funcionario dijo que el plan era que regresaran a las bases del Comando Africano de Estados Unidos, ubicadas en Alemania.

Con información de Reuters.