julio 13, 2024

La Casa Blanca hizo una declaración pública el jueves confirmando que Rusia ha adquirido un arma antisatélite emergente que ha despertado preocupación entre los funcionarios de seguridad nacional. Según el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Kirby, los funcionarios de inteligencia estadounidenses han recopilado información que indica que Rusia ha obtenido esta capacidad, aunque actualmente no está en funcionamiento.

Kirby enfatizó que, si bien esta revelación es inquietante, la tecnología en cuestión no representa una amenaza inmediata para la seguridad de ninguna nación ni para la vida humana en la Tierra. Afirmó que esta arma no está diseñada para causar destrucción física en nuestro planeta.

La confirmación de la Casa Blanca llega después de una advertencia previa del representante republicano Mike Turner, presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, quien instó a la administración Biden a desclasificar información sobre esta amenaza. Turner describió la situación como una «grave amenaza a la seguridad nacional» y abogó por una mayor transparencia para que Estados Unidos y sus aliados puedan evaluar adecuadamente la situación y planificar una respuesta apropiada.

El llamado de Turner a la desclasificación de información se produjo junto con un correo electrónico enviado a los miembros del Congreso, en el que instaba a una revisión urgente de la inteligencia relacionada con esta capacidad militar extranjera desestabilizadora. Animó a los políticos a utilizar las instalaciones de seguridad designadas para revisar la información de manera segura.

En respuesta a estos desarrollos, la administración Biden está trabajando en estrecha colaboración con sus aliados para evaluar la amenaza y determinar los próximos pasos en esta situación en evolución.

Fuente: AP