julio 13, 2024

Anthony Joubert, de 37 años, estaba disfrutando de un tranquilo viaje de pesca con su hijo de 12 años cuando un encuentro aterrador cambió sus vidas para siempre. Mientras se aventuraba en el agua para desenredar un hilo, un cocodrilo emboscó a Joubert, atrapándolo en sus mortales fauces.

Con valentía, su esposa, Annalise, corrió hacia la escena del horror, armada con un tronco de árbol. Golpeó al cocodrilo repetidamente en la cabeza, liberando a su esposo de las garras del monstruo reptil. “Agarré este tronco con un tocón en el extremo y salí corriendo al agua y comencé a golpearlo en la cabeza una y otra vez y a gritarle hasta que se soltó”, recordó Annalise.

A pesar de las heridas graves y la profusa pérdida de sangre, Joubert fue rescatado por Annalise y su jefe, Johan van der Colff. Temerosos de que el cocodrilo pudiera regresar, lo llevaron urgentemente al hospital local, donde su vida pendía de un hilo.

El ataque dejó a Joubert con heridas profundas en las piernas y el estómago, además de sufrir la pérdida de un diente. Afortunadamente, logró escapar con vida, aunque su recuperación será un largo y difícil camino. Su esposa y el valiente acto de Johan van der Colff fueron cruciales para salvarlo de una muerte segura.

La esposa de Johan, Bianca, relató el momento angustioso cuando descubrió dientes de cocodrilo incrustados en las heridas de Joubert. La rápida acción de la familia y la determinación de mantenerlo con vida marcaron la diferencia entre la vida y la muerte.

La familia de Joubert está profundamente agradecida por el heroísmo demostrado por Annalise y Johan, quienes arriesgaron sus propias vidas para salvar a Anthony. Han establecido una página de recaudación de fondos en Facebook para ayudar a financiar su costosa recuperación.

A pesar del trauma físico y emocional, Joubert mantiene una perspectiva positiva, expresando gratitud por estar vivo y prometiendo luchar por su salud. Su determinación y el apoyo de su familia y comunidad son testamentos del espíritu humano frente a la adversidad más extrema.