julio 12, 2024

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, ha ofrecido una solución a la crisis de violencia que azota a Haití, después de que una publicación en redes sociales describiera la situación desesperada en el país caribeño.

Bukele respondió en inglés a una publicación en X que mostraba la grave situación que atraviesa Haití, declarando: «Podemos arreglarlo». En su mensaje, destacó la necesidad de una resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (UNSC), el consentimiento del país anfitrión y la cobertura de todos los gastos de la misión para abordar la crisis en Haití.

La ONU estima que en Haití operan 200 pandillas, grupos organizados que usan “armas de fuego sofisticadas” y se dedican al “tráfico de armas o drogas, extorsión, secuestro, asesinato, violencia sexual y desvío de camiones”. Unas 23 bandas operan en la capital y controlan el 80% del territorio.

Haití está a la espera del despliegue de una misión multinacional de apoyo a la seguridad liderada por Kenia y que en octubre pasado aprobó Naciones Unidas, según Infobae.

Ante este panorama, Bukele ha ofrecido una posible vía para abordar la crisis, enfatizando la importancia de la cooperación internacional y las medidas concretas para restaurar la estabilidad y el orden en Haití.